Páginas

EN MI BALCÓN

Buscar este blog

La voz del senti-pensar sobre el verbo
-que en ocasiones mutila al corazón-

Has llegado hasta aquí,
dejándome rastro de tus huellas
o seguido por las mías...

Y ahora dime... ¿te quedas?

domingo, 5 de abril de 2009

PARTIENDO DE CERO


Page copy protected against web site content infringement by Copyscape


Crucé el quicio de la puerta…

“sólo es un momento” –le dije.

Necesitaba gritar.

¡QUERÍA GRITAR!

Eché un paso adelante

Y me advertí:

“Ya no hay vuelta atrás”

Recorrí mil caminos

Huyendo de mí

Huyendo de él…

Conseguí olvidarme

De quién fui una vez

Y de lo que fui junto a él…

Y empecé a vivir.

Fui para él

“la

Muñeca

Que

Pudo

Manejar

A

Su

Antojo”

Escapé a tiempo

Y comencé

Una ida sin retorno.

Ahora…

Regreso a ti

Sin apenas equipaje...

Traigo conmigo

Un corazón remendado

Y ramos de PRIMAVERAS

Con un SÍ y un NO entre las manos…

Y me pido

Acunarme en tu regazo

A la voz de tu arrullo

“como cuando era niña”

Y el tiempo jugaba de nuestro lado.

© SOL PEREDA


3 comentarios:

David dijo...

Que bonita foto pero aún más bonita la niña que juega por tus versos y salta en las rimas como en la rayuela,besillos,Sú.

SOL PEREDA dijo...

Sólo falta dibujarlo!!!

Gracias David, te quedó preciosa la comparación!

Besillos

aocon dijo...

... dan ganas de darle un bocaillo en esos carrillos o en los bracitos...

(Al principio de la vida, nos es fácil cruzar una y otra vez el quicio de la puerta para demandar… atención, cariño, juguetes…, luego…, con el tiempo, aprendemos bien a creer que nos conformamos, viviendo en el lado opuesto al que realmente queremos estar…)